¿Es productivo nuestro parque automotriz?

El automóvil como se utiliza actualmente ha derivado a que una gran mayoría de vehículos circulen con una sola persona a bordo.

La sostenibilidad de las grandes urbes está en riesgo si consideramos que circulan en el mundo más de mil millones automóviles y existe una capacidad de producción de 100 millones de unidades al año.

El modelo actual de transporte es inviable por la gran cantidad de emisión de gases contaminantes en la atmósfera y en donde el consumo per cápita de combustibles fósiles ha llegado a su pico máximo.

Desde la perspectiva económica, esto representa una parte importante del presupuesto familiar pues se sacrifican otros rubros del mismo. En cuanto a desarrollo urbano es imposible construir la infraestructura que soporte un parque automotriz de alta densidad.

La inversión en un automóvil para la transportación individual es una tendencia en las grandes ciudades que implica altos costos y un gran desperdicio, sobre todo si tomamos en cuenta que de 24 horas al día, una persona que se transporta ida y vuelta a su trabajo utiliza sólo un 10% de su capacidad disponible.

Si el automóvil es de cuatro plazas, solo se está usando 25% de la capacidad real.

Por tal motivo es importante saber el costo anual del mantenimiento y posesión de un automóvil con fines de transportación individual comparativamente con la contratación de servicios de traslado.

Según datos obtenidos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el costo anual de tener un vehículo con precio de 150 mil pesos con chofer, conlleva a los siguientes costos: 30 mil pesos por depreciación, 20 mil pesos en gasolina, seguro de 10 mil pesos, 20 mil pesos en otros gastos y un sueldo de 60 mil pesos por un chofer.

Estos gastos suman aproximadamente 140 mil pesos.

Si se considera ese gasto anual dividido entre los 250 días laborables del año, se tendrían disponibles 574 pesos diarios para transporte, y los cuales podrían ser destinados a nuevas plataformas tecnológicas de movilidad, como Uber, Cabify, etc.

De tal manera que si sus gastos en el uso de estas plataformas son inferiores, se debería considerar utilizarlas, especialmente en el caso de las familias que tuvieran dos automóviles.

El concepto de movilidad con las nuevas tecnologías y el cambio radical que se viene en el sector automotriz nos llevará a cero emisiones, cero inversión, y cero accidentes, tal como lo plasma Lukas Neckermann en su libro La revolución de la movilidad. Esto es, cero emisiones debido a la utilización de nuevas plataformas no contaminantes, cero inversión pues se utiliza un servicio de transportación sólo cuando se necesite y no hay necesidad de tener un automóvil estacionado, y a cero accidentes, dado el desarrollo tecnológico que permitirá la conducción autónoma de vehículos.

Las nuevas tendencias en el mercado nos llevarán a una transición de la transportación individual a la movilidad total y sustentable. Esta transformación paulatina rumbo al 2030 permitirá atacar distintas problemáticas, pues naturalmente llevará a reducir el volumen de automóviles per cápita, las emisiones hacia la atmósfera y se agilizará el tráfico en las grandes ciudades.

Consecuentemente, una mayor utilización del automóvil, llevará a costos más bajos de transporte y a una mayor productividad del parque automotriz, con altos niveles de satisfacción de los usuarios.

*Publicado originalmente en El Universal

Programa(s) Relacionados: